lunes, 27 de junio de 2016

El lasaliano Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa, flamante premio nobel de literatura en 2010, hizo sus estudios primarios en el Colegio La Salle de Cochabamba (Bolivia), a principios de la década de los cuarenta del pasado siglo XX. Luego, una vez que sus padres hubieron hecho las paces, la familia al completo se trasladó a Perú, donde Mario estudiaría algún tiempo en el Colegio La Salle de Lima.



En la foto, Mario Vargas Llosa
con sus compañeros de clase lasalianos de Cochabamba




















Estos datos, sencillos de recolectar en cualquier biografía del literato peruano, cobran un interés particular cuando oímos confesar, de boca del propio escritor, cuál fue la cosa más importante que le sucedió en la vidaY saber que sucedió en el Colegio La Salle de Cochabamba, y conocer de su propia voz a unos de los protagonistas fundamentales de lo que sería en adelante su vida: un Hermano de La Salle, el Hermano Justiniano. Así lo proclamó don Mario en Estocolmo (Suecia), con motivo de la recepción del Premio Nobel, a finales de 2010. Pero luego lo ha repetido siempre que ha podido, aquí y allá; recientemente todavía en Madrid...

Orgullosos de contar con exalumnos tan ilustres, y que guardan un recuerdo tan cariñoso de su paso por las aulas lasalianas.

Así comenzaba Vargas Llosa su discurso de recepción del Premio Nobel:

"Aprendí a leer a los cinco años, en la clase del Hermano Justiniano, en el Colegio de La Salle, en Cochabamba (Bolivia). Es la cosa más importante que me ha pasado en la vida. Casi setenta años después recuerdo con nitidez cómo esa magia, traducir las palabras de los libros en imágenes, enriqueció mi vida, rompiendo las barreras del tiempo y del espacio y permitiéndome viajar con el capitán Nemo veinte mil leguas de viaje submarino, luchar junto a d’Artagnan, Athos, Portos y Aramís contra las intrigas que amenazan a la Reina en los tiempos del sinuoso Richelieu, o arrastrarme por las entrañas de París, convertido en Jean Valjean, con el cuerpo inerte de Marius a cuestas..."

Para oír de labios del propio escritor estas palabras pinchar A Q U Í.

Para leer el discurso íntegro del Nobel, titulado "Elogio de la lectura y la ficción, proclamado en Estocolmo el 7 de diciembre de 2010 pinchar A Q U Í.




No hay comentarios:

Publicar un comentario